PEM: El Ayuntamiento vuelve al planteamiento del año 2002

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Mijas iniciará de oficio una modificación de elementos del Plan General de Ordenación Urbana, con el objetivo de que el Parque Empresarial de Mijas (PEM) se ubique en la finca ‘La Atalaya’.

Dicha modificación urbanística, que conllevaría la revisión del Plan de Ordenación del Territorio (POT), necesita de la aprobación de la Junta de Andalucía y su culminación vendrá a poner el punto final al largo proceso sufrido por los socios del PEM durante los últimos ocho años desde que adquirieron la finca ‘La Atalaya’ por indicació del Ayuntamiento de Mijas, obtener el respaldo al proyecto del ex presidente andaluz Manuel Chaves y comprobar con el propio gobierno autonómico y el Ayuntamiento de Mijas daban la espalda a la iniciativa –tras invertir más de ocho millones de euros – impidiendo el desarrollo de los terrenos elegidos para la instalació de empresas, que generarían numerosos puestos de trabajo.

El objetivo del equipo de gobierno que dirige Ángel Nozal es elevar la modificación de elementos a la sesión plenaria prevista a finales de octubre. No obstante, de forma previa se solicitará del pleno del Ayuntamiento la ratificación del carácter de utilidad pública e interés social del proyecto. Declaración que ya fue aprobada en 2002 por el Ayuntamiento y por la que el actual gobierno municipal pretende fortalecer el compromiso municipal con la creación de empleo.

El paso dado por el equipo de gobierno no es sólo un compromiso electoral del alcalde Ángel Nozal, según explicó el concejal de Urbanismo, Manuel Navarro, si no hacer realidad la postura que historicamente han mantenido los empresarios mijeños y reafirmada mediante escrito oficial a mediados de agosto, así como consecuencia de una reciente reunión mantenida por el edil con el delegado provincial de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, Enrique Benítez.

Septiembre 2011, la Hora de la Verdad

Septiembre marca el inicio de una nueva etapa. Coincide con un nuevo curso político en el que el nuevo Equipo de Gobierno del PP debe plantear alternativas claras y precisas al desarrollo industrial de Mijas. Por su parte, la Junta de Andalucía no puede seguir mirándo hacia otro lado y debe dar solución al problema que generó al crear el Área de Oportunidad sin querer reconocer las viviendas existentes. Mientras tanto la crisis, el paro, el estancamiento de Mijas… galopan a sus anchas. Es tiempo de soluciones. Ha llegado la hora de la verdad. El PEM mantiene su mano tendida.

El nuevo curso político que se inicia en septiembre abre una nueva etapa en el largo proceso de dotar a Mijas de una moderna zona industrial. Una histórica aspiración que el colectivo empresarial Parque Empresarial de Mijas (PEM) ha venido reivindicando desde 2002 ante todas las administraciones públicas y que a lo largo de los años ha conocidos momentos de impulso y otros de intenso retroceso.

En este nuevo periodo varios son los frentes que la Junta Directiva del PEM mantiene abiertos a la espera de nuevos avances. El cambio de gobierno municipal del pasado mes de mayo, que elevó a la Alcaldía al primer edil del PP en la historia de Mijas, abrió una nueva etapa de franca colaboración con el Ayuntamiento que baraja nuevas propuestas para el proyecto empresarial.

Mientras tanto, la Junta de Andalucía guarda silencio oficialmente, aunque ha empezado a escuchar las propuestas que le llegan desde el Ayuntamiento. Especialmente receptivo se ha mostrado el delegado provincial de Obras Públicas, Enrique Benítez, quien sigue mostrando su total apoyo al proyecto del PEM y a tender puentes de entendimiento entre empresarios, Ayuntamiento y Junta.

Y mientras esto sucede, y a la espera de que se clarifiquen las posturas de las administraciones públicas, la Junta Directiva del PEM ha pedido oficialmente a la Junta de Andalucía que acometa la modificación del Plan de Ordenación del Territorio (POT) en cuanto a sus terrenos de La Atalaya se refiere, alegando una vez más que no existen razones que avalen la protección ambiental que esta Ley le otorgó en 2006.

La modificación del POT, una revisión de la extensión del Área de Oportunidad, el cambio de límites hacia terrenos sin viviendas, su posible permuta con otros terrenos municipales o semipúblicos, etc… son temas que están en estos momentos sobre la mesa, sin olvidar que dentro de 6 meses tendrán lugar las elecciones autonómicas y que sus resultados podrían propiciar un nuevo escenario político.

Septiembre ha empezado y con él un nuevo capítulo en esta larga historia que todos los mijeños conocen y esperan ver culminado con éxito. Siempre, a lo largo de los años, nos hemos jugado mucho, pero inmersos en una crisis sinfín, el esfuerzo de todos es imprescindible para ganar la batalla de la recesión, la falta de negocio, el desempleo… la crisis. Mijas necesita políticos de amplias miras, de gran responsabilidad y compromiso con el presente y futuro de la ciudad. Los empresarios de Mijas volvemos a tender nuestra mano a la esperar de que el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía asuman su responsabilidad.