La Junta pide al Ayuntamiento trabajar para buscar un nuevo emplazamiento para el PEM descartando La Atalaya y el Área de Oportunidad

Ayuntamiento y Junta de Andalucía buscarán un nuevo emplazamiento para construir la futura zona industrial de Mijas. Este es el nuevo planteamiento que ambas administraciones barajan para dar salida a un problema que a punto de cumplirse una década ninguna de las administraciones ha sido capaz de solucionar.

Una nueva línea de trabajo que el Ayuntamiento acepta sin renunciar a seguir luchando ante la Junta para que La Atalaya vuelva a ser la opción prioritaria para albergar las infraestructuras empresariales que Mijas necesita.

Descartada el Área de Oportunidad por ambas administraciones, dado el volumen de edificaciones existentes, y ante la negativa de la Junta de revisar el POT y modificar la protección medioambiental de La Atalaya, el emplazamiento de las infraestructuras industriales que en Mijas son vitales vuelve a quedar en el aire. Más de nueve años de debates, estudios, inversiones, etc. no han servido para establecer una línea clara de actuación que ponga los cimientos del futuro económico de la ciudad.

Ahora el planteamiento de la Junta de Andalucía es ‘volver a empezar de cero’ y quiere que el Ayuntamiento asuma este principio sin reservas. Una imposición que la Corporación que preside Ángel Nozal no está dispuesta a seguir sin más, pero tampoco la descarta mientras se resuelven sus acciones para modificar el actual estatus urbanístico de La Atalaya. Un verdadero ejercicio de responsabilidad política y social con el gran problema empresarial que arrastra Mijas y que las distintas corporaciones y gobiernos autonómicos socialistas no sólo han sido incapaces de solucionar, sino que han enredado hasta límites irracionales.

Mientras tanto, el PSOE de Mijas, ahora en la oposición, se limita a mantener su hierática postura de apoyo al PEM y abogar cortésmente por buscar soluciones, pero sin querer asumir su responsabilidad histórica ni dejar de ser ‘la voz de su amo’ defendiendo una vez más las tesis de la Junta de Andalucía.

A punto de cumplirse los seis meses de moratoria para declarar de ‘Interés Autonómico’ el Área de Oportunidad que la anterior Corporación socialista pidió a la Junta, todo hace indicar que la conclusión va a ser la que se esperaba por lógica y consabida desde que al Gobierno Andaluz se le ocurriera la nefasta idea de prohibir urbanizar La Atalaya y situar en La Alberquilla y sus aledaños un Área de Oportunidad. Cinco años después, y a pesar de que el PSOE de Mijas intentó por todos los medios hacer buena una propuesta errónea desde sus planteamientos, la resolución es que la zona de oportunidad no es apta para acoger una zona industrial. Por tanto, la Junta renunciará definitivamente a la declaración de ‘Interés Autonómico’ y dejará en manos del Ayuntamiento su futura urbanización una vez regularizadas las viviendas existentes. Viviendas que ni el PSOE de la Junta de Andalucía ni el PSOE de Mijas sabían que existían, a tenor de lo defendido durante los últimos 5 años.

El pasado lunes, día 17 de octubre, tuvo lugar un interesante debate en la televisión de Mijas (340TV) en el que participaron representantes de la Junta, el Ayuntamiento y el presidente del PEM. El delegado provincial de Obras y Urbanismo, Enrique Benítez, dejó clara la nueva postura de la Junta y pidió al Ayuntamiento colaboración para buscar un nuevo emplazamiento para el PEM. A sus tesis se sumó el concejal José Antonio Maldonado, que representaba al PSOE local. La postura oficial del Ayuntamiento fue defendida por el concejal de Obras y Urbanismo, Manuel Navarro, quien dio muestras de querer facilitar desde el Ayuntamiento una solución al gran problema económico-industrial de la ciudad. Sin dejar de defender la idoneidad de La Atalaya tendió su mano a la Junta para estudiar entre ambas administraciones otro posible emplazamiento. Toda una lección de cordura política que se ha echado en falta en el Ayuntamiento de Mijas desde hace años.

En el debate también participó Juan Porras, concejal de Iniciativa Mijeña, Los Verdes, quien expuso su consabida postura en contra de urbanizar La Atalaya, y a favor de un modelo ‘anti poligonero’ basado en repartir las industrias de Mijas por todo su término municipal.

La voz del PEM fue defendida por su presidente, Julio Fernández, y el consejero delegado Rafael Muñoz, quienes recordaron las promesas, cambios de posturas, vilipendios y zozobras que han padecido los comuneros del PEM en los nueve años que dura su calvario. Fernández y Muñoz hicieron un llamamiento a los representantes de las dos administraciones presentes en el debate a que hagan un verdadero ejercicio de responsabilidad para acabar de una vez con la fase de determinar el emplazamiento industrial de la ciudad. Una fase que impide seguir avanzando y que está ocasionando no sólo el estrangulamiento y lenta muerte del tejido empresarial de Mijas, sino que además pone freno a las expectativas laborales y de creación de empleo de los 9.000 parados que ya existen en Mijas.

Ahora, como hace nueve años, el primer paso lo tienen que dar el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. ¿estarán a la altura de las circunstancias?….

Related Posts

Los comentarios están cerrados.